di Sofía Beuchat

El Mercurio Revista YA, Chile

La gente a veces no cree que Santo Gonella –38, egresado del Instituto Europeo de Diseño, en Milán– hace marcos de anteojos con sus propias manos, para su marca Ozona, sin más ayuda que una pequeña máquina que le permite pulir acetato. La gente a veces tampoco cree que, en su taller –instalado en un antiquísimo edificio del barrio histórico de la ciudad de Perugia, al centro de Italia– solo trabajen dos personas: él y su pareja, Isabella Leggieri, quien se encarga del márketing. Pero así es. Porque, para realizar los diseños que le han

dado fama, Gonella solo necesita una cosa: tiempo.

Diseñador pero también artesano, Gonella tiene una línea de lentes ópticos para venta directa, cuyos diseños se inspiran en la arquitectura y el arte. Pero trabaja principalmente

a pedido. Estudia la anatomía de cada rostro y discute con sus clientes (en su mayoría europeos, aunque también despacha a Asia y Estados Unidos) las características del diseño

y los materiales a usar. Luego envía al cliente varios prototipos, con el fin de que elija el modelo final, que talla a mano en su taller. En 60 días, el pedido está listo. Así, tanto

el concepto “costumización” como la firma “Made in Italy” adquieren un significado profundo.

Se trata de un auténtico lujo: los precios comienzan en 800 euros. Esto hace que entre sus clientes esté, por ejemplo, la actriz María Grazia Cucinotta.

–Tal como un terno hecho a medida es único porque se piensa específicamente para un individuo, mis marcos no pueden reproducirse y están adaptados a la cara de cada cliente. No solamente es un diseño exclusivo, sino que también hay exclusividad en los materiales queuso y en la manera en que han sido escogidos y montados. Además de satisfacer los requerimientos de cada cliente, doy garantía de que no copiaré un modelo para otra persona –dice.

Luego de estudiar diseño, Gonella aprendió su oficio trabajando para una compañía que elaboraba marcos de anteojos para marcas como Mont Blanc o Dolce & Gabbana. Ozona

nació en 2006; en 2010 y 2011, su gestor fue distinguido por Vogue Italia como uno de los talentos emergentes de su país. “Sus marcos son todos peculiares y distintivos”, apuntó la publicación.

di Sofía Beuchat

El Mercurio Revista YA, Chile

Disponibile su El Mercurio Revista YA